martes, abril 20, 2021

Cómo apoyar a mi hijo con Asperger en su desarrollo educativo

Una guía práctica y sensible para el adecuado apoyo familiar.

Sabemos que como mamá o papá ya estás más que familiarizado con el diagnóstico y las características del síndrome, pero cuando los estudios dicen “limitada habilidad de tener una conversación”, “incapacidad de leer el lenguaje corporal de las personas” o “interés por temas específicos”, ¿cuál es el impacto real de esto en el una dinámica de clase? ¿Cuál es la profunda trascendencia de estas cualidades en el aula o el patio de juegos? 

Si eres padre de un hijo con Síndrome de Asperger (AS), la adaptación social y las dificultades de aprendizaje son las áreas más difíciles de apoyar. Este artículo presenta algunas propuestas de acciones y programas que los padres pueden hacer, considerando el factor educativo y emocional, o mejor expresado, “el drama escolar”. 

Para este artículo, propongo una guía práctica y sensible para el adecuado apoyo familiar en la escuela. Trascender la pregunta de ¿Cómo apoyar a mi hijo con Asperger en su desarrollo educativo? a: ¿Qué acciones directas puedo hacer como mamá en la escuela y entre el personal docente? ¿Qué puedo hacer como papá para prevenir posibles crisis? Es importante que este texto se entienda sobre todo como un apoyo emocional porque tu hijo te necesita tanto en el refuerzo de las lecciones de una materia, como también en los momentos de mucha soledad y miedo. El apoyo emocional de la familia influye en el estado de ánimo y comportamiento del niño y, eventualmente, en su desempeño escolar

La sociedad escolar, tanto profesores como estudiantes, valoran a cualquier alumno por su capacidad intelectual y sus habilidades sociales (y, desafortunadamente, entre alumnos también la apariencia y el nivel socioeconómico). La dinámica educativa siempre resaltará lo “diferente”, así como las habilidades o dificultades de todos los alumnos. Las situaciones y actividades escolares siempre serán un reto para el estudiante típico, pero para el estudiante con Asperger representa más que un desafío, es una cuestión de supervivencia social e intelectual

La activista por el clima Greta Thunberg es una celebridad cuya neuro divergencia se ubica dentro del Asperger.

Tres recomendaciones básicas

1. Conseguir el apoyo de todo el personal de la escuela.

El estudio Síndrome de Asperger: Una guía para padres y profesionales de Tony Attwood dice que “para ayudar a un estudiante con Asperger a funcionar de modo efectivo en la escuela, el punto de partida más importante es que el personal (todos los que vayan a establecer contacto con el niño) comprenda que el niño tiene un trastorno del desarrollo inherente que le hace comportarse y responder de un modo distinto al de los demás estudiantes”.

Hay que asegurarse de que todo el personal de la escuela —tanto maestros como profesores de educación física, conductores de autobús, personal de dirección, cafetería o biblioteca— estén familiarizados con el tipo de interacción social e intelectual de tu hijo y conozcan sus necesidades. A veces el personal no recibe un entrenamiento adecuado para tratar con todas las particularidades de los alumnos, pero tú puedes anticipar un entorno escolar en el que tu hijo se sienta considerado.

Te recomendamos prevenir al personal de la escuela de los comportamientos particulares de tu hijo, e indicar el grado (moderado o severo), según sea el caso, de éstos. Por ejemplo, mencionar que el niño…

  • Evitará interacciones sociales espontáneas. 
  • Le cuesta sentir empatía.
  • Sus habilidades de interacción con otros niños de su edad serán débiles en actividades grupales. 
  •  Lo más probable es que no pueda hacer amigos y se le vea solo durante el receso u otros momentos.
  • Tendrá problemas para mantener conversaciones simples o será perseverante o repetitivo al conversar.  
  • Algunas veces responderá con enfado, agresión o excesiva ansiedad (especificar los momentos o estímulos, si los hay, y qué se recomienda hacer). 
  • Problemas de conducta.
  • Hábitos de estudio.
  • Preferencia a las rutinas y rechazo a lo improvisado.

(Lo mejor es explicar esta información lo más práctica y simple posible. En lugar de decir que evitará interacciones sociales espontáneas, comentar que tu hijo no estará dispuesto a alguna actividad grupal no prevista en la programación del grupo, por ejemplo).  

Así como se notifica de la presencia de las disfunciones, también sobre las habilidades que tienden a presentar. Por ejemplo: “Destaca en la lectura y las matemáticas o que le gusta mucho la historia”. Mencionar sus temas de particular interés es muy importante. El profesor tiene la responsabilidad de aprovechar las áreas de conocimiento obsesivo de tu hijo; tienen que esforzarse por conectar efectivamente con las fascinaciones de tu hijo y vincularlos a su proceso de aprendizaje y a la didáctica de la clase. 

“En consecuencia, una vez comprendido el problema, el personal de la escuela debe aproximarse a cada uno de estos niños de un modo cuidadosamente individualizado; tratarlos como a los demás no funcionará”, señala Attwood en su estudio. 

2. Prepararse mentalmente para las posibles crisis o estallidos de conducta

Un estudio del Hospital Genesee Rochester, Nueva York, El Síndrome de Asperger, del doctor Stephen Bauer, menciona que “en algunos entornos, en especial en los menos familiares y estructurados tales como la cafetería, las clases de gimnasia o el recreo, el niño puede entrar en una dinámica conflictiva creciente, o bien en luchas de poder con profesores o estudiantes que desconocen su estilo de interacción. Este hecho puede a veces implicar estallidos de conducta más serios. El niño se desorienta y se siente presionado, hasta que llega un momento en el que reacciona de un modo dramáticamente inapropiado”. 

Lo mejor es anticipar esta situaciones, cuanto sea posible, llevando a cabo la primera recomendación de este artículo. Recuerda que tus acciones como padre tiene que enfocarse en lo preventivo y en comunicar los consejos, técnicas o procedimientos que sabes que funcionan particularmente en tu hijo.

3. Bullying

Se sabe que en el ámbito escolar hay menor tolerancia hacia las diferencias, por lo que los niños con Asperger pueden sufrir algunas agresiones por parte de sus compañeros, desde el aislamiento y burlas, hasta daños físicos. Es muy importante apoyar y tomar medidas al respecto, pues se trata de un fenómeno violento y las consecuencias pueden ser irrevocables. [Acá te decimos todo sobre bullying o acoso escolar y qué hacer].

6 consejos rápidos para padres y maestros, según Stephen Bauer: 

  1. Que los profesores te compartan su planificación diaria de clases para que tu hijo pueda revisarla previamente. Dice Bauer: “Las rutinas de las clases deben ser tan consistentes, estructuradas y previsibles como sea posible. A los niños con AS no les gustan las sorpresas. Deben ser preparados de antemano, cuando esto es posible, frente a cambios y transiciones tales como cambios de horarios, días de vacaciones, etc.”
  1. Las reglas de la escuela y el salón de clases deben ser claramente expresadas, preferentemente por escrito. Señala el doctor Bauer: “Las reglas para el niño con AS no tienen porque coincidir exactamente con las que se aplican al resto de los estudiantes, ya que sus necesidades y habilidades son distintas”. 
  1. Utilizar elementos visuales: horarios, esquemas, listas, dibujos, etc. 
  1. Las estrategias de enseñanza explícitas y didácticas del profesor, tienen que estar en función de ayudar a tu hijo, a aumentar su capacidad de organización y hábitos de estudio. También para ayudarlo a crear un ambiente más confortable para todos y evitar interrupciones por parte de tu hijo. 
  1. Pídele al profesor que evite un tipo de lenguaje que pueda ser malinterpretado por el niño, tal como sarcasmo, discursos figurativos confusos, modismos, etc. 
  1. Contar con el apoyo de algunos servicios educativos personalizados, como regularizaciones o repasos, si se llegan a presentar problemas de aprendizaje con algún tema. En ocasiones, el niño se siente más cómodo aprendiendo por medio de una tutoría personal que la clase grupal. 

Antes de terminar

El programa “Eso no se pregunta: Síndrome de Asperger”,  de la televisión pública de Madrid, reunió a un grupo variado de personas con el síndrome de Asperger y éstas contaron cómo se sintieron en su desarrollo académico entre personas neurotípicas, y las dificultades que tuvieron a la hora de relacionarse en el ámbito escolar. Este video te ayudará a conocer mejor cómo es la vida en la escuela de tu hijo y sus verdaderas preocupaciones, por ejemplo:

  • Mientras los demás están jugando fútbol, tu hijo estará simplemente solo; paseando y pensando mil cosas.
  • Mucha gente se reirá de él porque pensarán que es raro.
  • Se aislará para ya no escuchar que es diferente al resto de los demás.
  • Se excluirá porque le gusta estar solo. No necesita juntarse con niños de su edad. Hará un gran esfuerzo es no relacionarse y quedarse solo leyendo, conviviendo con sus propios pensamientos.
  • En la adolescencia, las frustraciones sociales se intensifican porque habrá necesidades de tener pareja y tener amigos. Es decir, de niño hay menos interés de compañía, pero en los primeros años de pubertad, la soledad no se sobrelleva tan bien. 
  • Todo es práctica, las habilidades sociales al final se consiguen.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here