martes, abril 20, 2021

¿Tus hijos ya odian las clases virtuales? 9 tips para aligerar la educación a distancia

A un año de pandemia, la novedad de poder tomar clases en casa ya pasó y seguramente el entusiasmo de tus hijos también. Aquí te damos 9 ideas de cómo refrescar y hacer más práctico el nuevo periodo escolar en línea.

Son varias escuelas en nuestro país las que empiezan a plantearse un modelo híbrido de asistencias presenciales y a distancia, en vista de que el auge de la pandemia pueda extenderse más. Sin embargo, lo que mejor aprendimos el año pasado fue a no hacer planes muy rígidos y, en vez de ello, adaptarnos a los cambios. Ya que pasamos la prueba más grande de adaptación, ahora podemos esforzarnos por afinar los detalles.

Podemos darnos cuenta que habiendo llegado al tercer mes del 2021, apenas tenemos un poco de tiempo y energía extra para invertir en las cosas no esenciales. Después de que la rutina en tu casa ya está un poco más establecida y has identificado con éxito qué cosas han hecho batallar a tus hijos en cuanto a sus clases virtuales, ahora sí volteemos a ver qué podemos optimizar para estar listos antes del regreso a clases. 

1. Invierte en el espacio de tus hijos

Así como tú necesitas un espacio exclusivo para trabajar, tus hijos también podrán concentrarse mejor y se sentirán más motivados si adecuas un lugar dentro de casa para las horas de escuela en línea, exclusivamente. Invierte en hacerlo óptimo: un escritorio, un mouse cómodo, una silla buena para la espalda, audífonos; todo lo necesario para que las distracciones sean menores.

2. Elabora un calendario

Tener un calendario físico de las asignaturas de los niños les servirá a ellos como una tarea creativa e incluso a ti para tener claridad de cómo se ordenan sus actividades y puedas apoyarles mejor. Quizá sea más práctico usar una aplicación, pero en este caso tener un calendario hecho a mano por ellos, contribuirá a que ellos expresen su identidad y lo consulten a menudo.

3. Haz un grupo de estudio

Que tus hijos estén en contacto con sus compañeros, fomentará su constancia en las materias así como les dará retroalimentación. Quizá el grupo se vuelva más un espacio de recreo, pero esto tampoco sería negativo en vista de que actualmente tenemos pocas oportunidades para compartir y convivir. Como solemos decir, la unión hace la fuerza, así que motivalos a encontrar su grupo o si es el caso, a invitar a otros estudiantes.

4. Prepara un buen menú escolar

Tener el estómago vacío a la hora de estudiar, es un distractor enorme. Promueve que tus niños tengan un desayuno abundante antes de empezar su día de clases en casa y prepara un par de snacks para ellos a lo largo del día. Hacer pausas para que tus niños coman algo rico entre clases, volverá más dinámico el día así como favorecerá su aprendizaje. De igual manera, que nunca falte un termo con agua cerca del área de trabajo de tus pequeños.

5. Un archivero para cada materia

Si promueves que tus hijos escriban los requisitos, lineamientos y evaluaciones de cada materia, te aseguramos que los tendrán más presentes. Puedes adquirir un archivero con divisiones para que ellos tengan bien identificado dónde va cada uno de sus trabajos y sea fácil que lo consulten. Usa papel reciclado, pues lo importante no es cómo quede el archivo, sino que ellos ejerciten su atención y memoria. 

6. Lleva una bitácora de dudas

Ayúdale a tus hijos a no dar nada por sentado, haciendo un espacio al final del día escolar para preguntarles si tuvieron dudas de lo que vieron en el día. Puedes apoyarles escribiendo todas esas dudas y dándoselas al otro día para que ellos puedan repasarlas en clase.

7. Lleva lo virtual a lo físico

Quédate pendiente de las materias y temas que están viendo tus niños, quizá la materia de biología pueda ser un pretexto para una salida al campo el fin de semana. Te aconsejamos que ayudes a darle un descanso mental a tus pequeños al sacarlos de la pantalla. También puedes regalarles un libro impreso de la materia que más les guste o les esté costando trabajo.

8. Dales pequeñas recompensas

Ayúdales a tener presente lo afortunado que es alguien que puede estudiar y lo gratificante que será para su futuro. Cuando los sientas un poco desmotivados o aún mejor, cuando tengan un mérito extra en relación a la escuela o a su actitud ante ella, aprovecha para darles algo simbólico, sacarlos a dar la vuelta aunque no bajen del auto o prepara una noche de cine y palomitas en casa. 

9. Ponte en disposición de que ellos te enseñen lo que están aprendiendo

Para que ellos refuercen su conocimiento y se entusiasmen en el proceso, puede contribuir que tú parezcas muy interesada en el tema que ellos están por dominar. Pídeles que te den clase o que te expliquen el tema que prefieran y vuélvete tú la alumna o el alumno.


Sabemos que ahora es el momento de verdaderamente afianzar los cambios del último año, pero ánimo que en cuanto a la adaptación, ya ha pasado lo más difícil. Aquí puedes consultar las recomendaciones generales que publicó la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) cuando todo esto empezó, para que te llenes de ideas que llevar hasta el salón personal de tus hijos. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here